domingo, noviembre 12, 2006

LOS VIEJOS ROCKEROS NUNCA MUEREN


Como en la variedad está el gusto, ultimamente intento ver peliculas de distintas raleas y condiciones, pero de vez en cuando toca apostar sobre seguro. Woody Allen y Martin Scorsese, dos tipos que ya han demostrado suficiente como para retirarse con prestigio vitalicio siguen demostrando estar en plena forma:
"Scoop" es una refrescante vieja comedia de un tipo que se reinventa a si mismo continuamente, demostrando que tiene más imaginación que muchos comicos de nueva hornada, que unicamente se dedican a forzar los limites de la permisividad del espectador. El abuelo de Brooklyn da otra nueva leccion de comicidad, y de humildad, dejando que la reina de la fiesta sea ese diamante que todos querríamos pulir llamado Scarlett Johanson. A su lado, Hugh Jackman (correcto, en una de sus pocas incursiones en la comedia) y el maestro Allen ejerciendo de mago parlanchin, riendose de si mismo con tal estusiasmo que parece imposible que este pequeño hombrecillo tenga 70 años.
Sobre "Infiltrados" podemos decir más o menos lo mismo: viejas recetas con caras nuevas y nuevos brios detras de las cámaras. Buenos actores, ritmo constante, diálogos con malas pulgas y muchos disparos a quemarropa. Solo un pero: el final flojea, en una resolución poco justificada y algo caprichosa. Bon apetit.

1 Comments:

Blogger Álex Vidal said...

Hola!

Por fin, parece que ya puedo postear. Bienvenido a la blogosfera. :)

Scoop, bien... sólo bien. Divertida, pero no como Misterioso asesinato en Manhattan, levemente ácida, no tan chispeante... Buena, pero, para ser Allen, una pequeña decepción :(

Nos leemos.

5:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home