lunes, abril 20, 2009

SWEENEY TODD – EL BARBERO DIABÓLICO DE LA CALLE FLEET


La semana pasada asistí a una representación del musical Sweeney Todd en el Teatre Apolo de Barcelona. No puedo considerarme un amante de los musicales... pero con Stephen Sondheim hago una excepción. Desde su colaboración con Leonard Berstein, poniendo letra a las canciones de West Side Story, me rindo a su inigualable mezcla de dramatismo, sentimiento e ironía. Reconocido como uno de los más prestigiosos escritores de musicales, sus tÍtulos no son tan celebres como los de Lloyd Weber y compañia (Jesucristo Superstar, El Fantasma de la Ópera, etc) pero cuenta con una amplia gama de admiradores y fanáticos por todo el mundo, aparte de numerosos premios Tony (los Oscars del teatro).

Sweeney Todd una de sus obras más características, por el tormentoso desfile de miserias humanas, la ambientación gótica y el uso de un humor cada vez más negro.


Protagonizada por Joan Crosas y Vicky Peña, esta versión dirigida por Mario Gas es una revisión de la ya estrenada por los mismos responsables en 1994. Después de que Tim Burton hiciera su propia versión para el cine, con Johnny Depp como protagonista, era más que lógico retomar la obra aprovechando el nuevo impulso de popularidad. Los que nos quedamos con ganas de verla hace 15 años, hemos aprovechado para disfrutarla ahora. Las voces son espléndidas, el ritmo de un calculado crescendo y la escenografía (decorados, luces y ambientación) muy efectiva.

Si queréis perderle el miedo al musical, esta es una inmejorable ocasión.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Oye, has visto la noticia sobre Mar Coll, la que ha ganado unos premios en Málaga? Me ha recordado un poco a ti, porque la chica es... pues es un poquito freak.

Quizás, si querías ser director de cine, tendrías que haber ido al ESCAC ese y no a la UPF. De hecho, he visto "Opción incorrecta" y no sé que decirte... pero no se salva. La historia no es mala, pero hijo, la dirección de esa actriz y el ritmo que le das... pues como que no. Si Risto Mejide tuviera que evaluarla... tendría para lucirse.

Por otro lado, eso de que pongas "mi" segundo cortometraje... pues no parece muy adecuado. Era un proyecto de universidad en que hubo muchísima más gente que contribuyó. A ti te tocaría ser director, pero no porque fueses el gran director ideólogo y líder del equipo. Seguramente estuviste dando la vara hasta que la gente te dio la oportunidad por cansino.

Por cierto, cuándo colgarás "tu" primer cortometraje? me pica la curiosidad.

La pregunta, Toni, es si el director de cine o el artista se hace. No digo ya se nace... pero creo que si no se tienen unos mínimos innatos, pues como que no.

Sin acritud.

Por cierto, he leido en tu blog que sacaste unas oposiciones, no? En el ayuntamiento, cierto? Y a qué te dedicas?

Lo digo porque podrías actualizar el blog con mayor frecuencia, no? Ya que director no vas a ser, al menos podrías intentarlo en la red, escribiendo. Eso sí, con contención.

Un saludo,

D.F.

4:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home